El Deportivo desciende matemáticamente a Segunda B pese a no disputar su partido por los positivos en el Fuenlabrada

Ni un mal enemigo habría imaginado peor final para el Deportivo. Si ya era triste bajar con las gradas de Riazor vacías, más fue hacerlo así. LaLiga aplazó su partido contra el Fuenlabrada pero siguió adelante con el resto de la jornada. Y el Depor, que necesitaba ganar y esperar un tropiezo de sus rivales, acabó bajando a Segunda B sin haber podido disparar su última bala. El club gallego ya anuncia acciones legales porque entiende que LaLiga «adulteró la competición».

Lo explicaba Fernando Vázquez a la misma hora a la que su Depor debía estar jugándose la vida contra el Fuenlabrada: cuando el fútbol ya estaba echándose flores por salvar la temporada, se topó con la realidad. Eso y que Lugo, Albacete y Numancia jugaban sin la presión de conocer también el resultado del Deportivo. Los tres ganaron y condenaron a los coruñeses al descenso antes siquiera de jugar su último partido.

La noche se ensañó con el Depor porque el desastre ocurrió en apenas cinco minutos. En el 84 el Lugo culminaba su remontada contra el Mirandés y en el 90 el Albacete sellaba la permanencia de penalti. Los goles de Cristian Herrera y Maikel Mesa dejaban a los dos fuera del alcance del cuadro coruñés.

También del Numancia, que hizo los deberes contra el Tenerife (2-1) y murió en la orilla. Se queda a un punto de la Ponferradina.

Era todo tan bonito que por un tiempo el milagro pareció posible. Con el esfuerzo en el mercado de invierno y la vuelta de Fernando Vázquez, el Depor encadenó siete triunfos seguidos que lo sacaron del pozo. Pero el agujero era tan grande, y la salvación tan cara esta temporada, que una mala racha de resultados lo acabó mandando al foso. 20 años después de ganar LaLiga, el Depor baja a Segunda B.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *